Seis formas de combatir la celulitis en pollos de engorde


Photo: sansubbat

En EE.UU., los productores avícolas sufren pérdidas económicas debido a la celulitis en pollos de engorde estimadas en unos US$35 millones al año, la mitad del valor total anual por condena de canales. En Canadá, la celulitis es la causa predominante de condena de pollos de engorde. Afecta a muchos productores avícolas en todo el mundo.

Sorpresa en los mataderos

Source: National Institute of Allergy and Infectious Diseases (NIAID)La celulitis, una enfermedad cutánea crónica caracterizada principalmente por infección bacteriana, es una enfermedad escurridiza. E. coli es el patógeno aislado con mayor frecuencia de las lesiones, siendo el serotipo patógeno O78 el más comúnmente aislado (Derakhshanfar et al., 2002). En pollos de engorde, la celulitis comienza durante el período de crecimiento en la granja de engorde, pero sólo es reconocida en el matadero luego del escaldado y el desplumado de las canales. Las canales afectadas por celulitis son rechazadas por la inspección veterinaria y destruidas, causando pérdidas económicas para los productores.

Pérdidas innumerables

En muchos países, el valor de mercado estimado de las pérdidas provenientes del decomiso de canales aún no está claro, aunque en muchos lugares los esfuerzos por identificar las causas y cuantificar los efectos han revelado que la celulitis es un problema considerable.

En Brasil se llevó a cabo un estudio en dos mataderos para clasificar las razones de la condena (Figura 1). En el matadero A, un integrador vertical, las condenas por celulitis representaron un 4.25% del sacrificio total y un 51% de todas las condenas. En el matadero B, un integrador vertical, las condenas por celulitis representaron un 0.91% del sacrificio total y un 25% de todas las condenas. La disparidad de resultados muy probablemente se debe a las diferentes prácticas de manejo de las granjas.


Figura 1. Causas de la condena de canales en dos mataderos brasilenos.
Fuente: Santana A. P., et al., 2008

Cómo combatirla

Los productores pueden tomar una serie de medidas para combatir la celulitis en las granjas. Estas medidas incluyen promover el crecimiento del plumaje, controlar la densidad de las aves, reforzar la bioseguridad, ajustar el cronograma de vacunaciones, actualizar las prácticas de manejo y asegurar una buena salud intestinal.

1. Promover el crecimiento del plumaje

La introducción en el mercado de líneas genéticas de pollos de engorde de emplume lento aumentó los problemas de celulitis en los pollos. Los pollos de engorde modernos tienen un abdomen más prominente que los expone a más rasguños. Existen estudios que muestran que el emplume a los 28 días es el factor de predisposición más importante para la celulitis en pollos de engorde. Por ello, un buen manejo de estos que apoye el emplume adecuado resulta de gran importancia. Evitar un ambiente demasiado cálido, especialmente entre las 2 y 4 semanas de edad, también es de ayuda para estimular el emplume y así minimizar la celulitis.

2. Controlar la densidad de las aves

Un mayor número de aves por corral (mayor densidad) está asociado a una incidencia más elevada de rasguños que tornan a las aves más vulnerables frente a la celulitis. Esta simple relación (más aves = más rasguños = más celulitis) es muy importante, especialmente en granjas donde la densidad de aves se incrementa sin líneas de alimentación y bebida adicionales, lo que aumenta la competencia entre las aves por el acceso al alimento y al agua.

3. Reforzar la bioseguridad

Un lecho de mala calidad también está asociado a una mayor incidencia de celulitis. Un lecho húmedo constituye un ambiente ideal para el crecimiento bacteriano. El contacto frecuente del abdomen de las aves con el lecho húmedo aumenta la frecuencia de contaminación bacteriana y así, a través de los rasguños, la trasmisión de patógenos del lecho al ave. Las condiciones de lecho húmedo también provocan garras sucias con mayor contaminación bacteriana y mayor probabilidad de infectar los rasguños. Por consiguiente, la limpieza y desinfección de los corrales durante el período de espera son de suma importancia. Asegurar un período de espera de más de 15 días también puede ayudar a reducir la incidencia de la celulitis.

4. Ajustar el cronograma de vacunacioness

La vacunación de los pollos de engorde en la incubadora puede contribuir a una reducción de la condena total de canales de pollo, incluida la celulitis, en el matadero (Paniago M., boletín de CEVA, 2009). Los resultados de un ensayo realizado en el sur de Brasil mostraron que la aplicación precoz de la vacuna contra el virus de la bursitis infecciosa (VBI) o enfermedad de Gumboro en la incubadora en lugar de en la granja, redujo la mayoría de las causas de condena de las canales, especialmente la celulitis de los pollos de engorde (Figura 2).


Figura 2. La vacunación precoz reduce la tasa de condena de canales.
Fuente: Paniago, 2009

Es importante señalar que todo cambio en el programa de vacunación deberá discutirse en primer lugar con el equipo veterinario y el proveedor de vacunas.

5. Actualizar las prácticas de manejo

Sin lugar a dudas, una mejora a nivel del manejo de las granjas es un aspecto a considerar. La actualización del equipamiento y el diseño de las granjas para satisfacer las necesidades de las cepas modernas de pollos de engorde en cuanto a ventilación, alimentación y suministro de agua es indispensable.

6. Asegurar una buena salud intestinal

E. coli, el principal agente causal de la celulitis en pollos de engorde, es un patógeno oportunista que vive en el intestino de los pollos y se disemina en el lecho a través de las heces. Los probióticos, o bacterias beneficiosas, pueden modular la microflora intestinal y reducir la diseminación de E. coli en el ambiente. A través de la exclusión competitiva (evitar la unión de los patógenos a los enterocitos, también llamadas células absorbentes intestinales) y la producción de sustancias antimicrobianas naturales como ácidos orgánicos y bacteriocinas, estos microorganismos dificultan la reproducción y el crecimiento de E. coli.

Esto reduce la diseminación hacia el ambiente y, por consiguiente, disminuye la probabilidad de infecciones por E. coli a través de rasguños y abrasiones cutáneas. Un estudio efectuado por Estrada et al. en 2001 demostró que la administración de una cepa de Bifidobacteria a pollos de engorde reduce la incidencia de celulitis en las canales sacrificadas. El grupo de tratamiento con B. bifidum presentó una menor tasa de condena de canales enteras (2.8% frente a 4.4%) y una menor incidencia de celulitis en los pollos (32.1% frente a 55.4%) como porcentaje de la población total, en comparación con el grupo de control (Figura 3).


Figura 3. La aplicación de probióticos puede reducir la celulitis en pollos de engorde.
Fuente: Estrada et al., 2001

Conclusión

La celulitis de los pollos de engorde constituye una causa importante de condena de las canales en mataderos de todo el mundo, con pérdidas económicas significativas para los productores. Los productores pueden tomar una serie de medidas para combatir la celulitis que incluyen promover el crecimiento del plumaje, controlar la densidad de las aves, reforzar la bioseguridad, ajustar el cronograma de vacunaciones, actualizar las prácticas de manejo y asegurar una buena salud intestinal a través de la aplicación de probióticos.