Science & Solutions No. 55 - Poultry

La producción de pavos cobra impulso

Según los datos más recientes disponibles, la producción de pavos en la UE se disparó en 2016, con un 6.8% de crecimiento en la producción.

Los líderes fueron Polonia y España, pero hubo tasas de crecimiento significativas en muchos otros de los principales países productores de pavos. A pesar de ello, el consumo per cápita permanece por debajo de 4 kg. Es probable que el año 2017 cierre con una disminución de la producción general en la UE. Esto se debe al impacto de la influenza aviar en la segunda mitad del año. La AVEC (Asociación de Procesadores y Comercio de Aves de la UE) informó del descarte de aves como resultado de la influenza aviar en varios países, incluido el mayor productor de pavos de la UE, Alemania. Los mercados fuera de la UE están creciendo, con incrementos en Rusia, Ucrania y los países del norte de África como Marruecos, Túnez y Argelia. No obstante, Norteamérica sigue siendo la principal región productora, mientras que Brasil continúa aumentando su producción. A pesar de este crecimiento global, el consumo de pavo continúa siendo muy inferior al de pollo. Dada la demanda de raciones de alta densidad, el éxito de los productores de pavo depende de la estabilidad en los precios de los productos proteicos, que se ha mantenido así en los últimos dos años.
Sin embargo, las dietas de alta densidad siempre conllevan el riesgo de alimentar al mismo tiempo tanto a las aves como a algunos de sus habitantes intestinales menos deseables. E. coli patógena es una de las principales preocupaciones en la producción de pavos y puede conducir a pérdidas en el desempeño productivo, así como a pérdidas económicas adicionales asociadas a los costos veterinarios requeridos para el control. Por lo tanto, mantener tanto una estructura intestinal como un equilibrio microbiano saludables es importante para alcanzar la productividad económica. En este número de Science & Solutions examinamos algunas formas de reducir la incidencia de la colibacilosis, manteniéndole naturalmente adelante con mejores productos a base de ácidos orgánicos, donde la incorporación de un agente permeabilizante aumenta la actividad antimicrobiana, conduciendo a una mejor eficacia y desempeño productivo de los pavos. De modo similar, el uso de probióticos está ganando aceptación como forma de mejorar la salud general del intestino a través de la inmunoestimulación y la exclusión competitiva de patógenos, reduciendo así la necesidad de la intervención antibiótica. Dado el largo ciclo de crecimiento, existe una gran posibilidad de que las aves reciban alimentos contaminados con micotoxinas. Las micotoxinas poseen un efecto directo en la estructura intestinal y efectos sinérgicos cuando se presentan conjuntamente con algunos desafíos patógenos. Minimizar sus efectos también puede contribuir a reducir la necesidad de intervenciones veterinarias.

Disfrute de la lectura de este número de Science & Solutions, que le mantendrá naturalmente informado.

En esta publicación

Impacto de las micotoxinas en los pavos
Las micotoxinas están presentes en casi todas las materias primas utilizadas para fabricar alimentos para pavos. Tienen un enorme impacto en el desempeño productivo de la parvada. Usar un producto para la desactivación de micotoxinas en la dieta puede mitigar estos efectos negativos.

Uso de bacterias beneficiosas para mejorar el desempeño productivo de pavos libres de antibióticos
La producción de pavos conlleva sus propios desafíos, entre los que se encuentran mejorar las tasas de crecimiento, aumentar la absorción de nutrientes y disminuir las enfermedades bacterianas entéricas. La reducción del uso de antibióticos acentúa estos desafíos, pero la incorporación de PoultryStar® en la dieta puede aportar bacterias beneficiosas para restablecer los niveles de desempeño productivo.

Cómo reducir los problemas por E. coli en pavos mediante la adopción de la estrategia adecuada
La mayoría de las bacterias presentes en el tracto gastrointestinal pueden habitar en el huésped sin causar ningún daño. Sin embargo, existen ciertas cepas que causan enfermedades, generando pérdidas económicas significativas para los productores. El manejo de estas enfermedades bacterianas, a la vez que se reduce el uso de antibióticos en la producción de pavos, requiere de un enfoque estratégico meditado.

Sign up for biomin.net mailings