Ir al contenido
Navegación Principal
atrás
  • Probióticos
  • Pollos de engorde
  • PoultryStar
  • Probióticos
  • Pollos de engorde
  • PoultryStar

Los probióticos pueden ser una alternativa al tratamiento de la disbiosis intestinal en pollos de engorde

La disbiosis intestinal puede estar presente en todas las fases de la crianza de aves y puede controlarse a través del empleo de probióticos, que permiten establecer la eubiosis, de acuerdo con la recomendación de Biomin.

La avicultura es una actividad extremadamente profesional y la productividad, tanto en pollos de engorde como en gallinas ponedoras, es medida de forma detallada. “El uso de antibióticos en dosis terapéuticas durante muchos años ha sido el tratamiento más comúnmente utilizado en casos de disbiosis (desequilibrio de la microbiota intestinal). La evolución de las tecnologías en la salud y la nutrición animal ha proporcionado el desarrollo de nuevas soluciones naturales, tales como los probióticos”, afirma Renata Reis, la Gerente Regional de Biomin, empresa de soluciones nutricionales naturales que hace parte del Erber Group.

En un ensayo de campo, Biomin examinó aproximadamente 8,6 millones de aves tratadas con microorganismos probióticos, tanto en la sala de incubación como en la primera alimentación. En el grupo control, donde las aves no recibieron tratamiento con probiótico, se observó la producción de gas en el ciego del 20% de los pollitos. En el tercer día, este porcentaje subió al 50%.  La presencia de gas en el ciego es uno de los signos que indican disbiosis intestinal, la cual es un problema que afecta directamente la productividad de la granja.

La avicultura es una actividad extremadamente profesional y la productividad, tanto en pollos de engorde como en gallinas ponedoras, es medida de forma detallada. “El uso de antibióticos en dosis terapéuticas durante muchos años ha sido el tratamiento más comúnmente utilizado en casos de disbiosis (desequilibrio de la microbiota intestinal). La evolución de las tecnologías en la salud y la nutrición animal ha proporcionado el desarrollo de nuevas soluciones naturales, tales como los probióticos”, afirma Renata Reis, la Gerente Regional de Biomin, empresa de soluciones nutricionales naturales que hace parte del Erber Group.

En un ensayo de campo, Biomin examinó aproximadamente 8,6 millones de aves tratadas con microorganismos probióticos, tanto en la sala de incubación como en la primera alimentación. En el grupo control, donde las aves no recibieron tratamiento con probiótico, se observó la producción de gas en el ciego del 20% de los pollitos. En el tercer día, este porcentaje subió al 50%.  La presencia de gas en el ciego es uno de los signos que indican disbiosis intestinal, la cual es un problema que afecta directamente la productividad de la granja.

“A partir de estos datos, empezamos a tratar a las aves del grupo control con probiótico desde la sala de incubación vía spray luego de la eclosión de los pollitos y, posteriormente, administramos el producto encapsulado en el primer pienso que se suministró de 1 a 9 días de edad. Los resultados se observaron antes de los 7 días de utilización e incluyeron la desaparición del gas presente en el ciego y la colonización de este (que es conocido por ser un reservorio de bacterias patogénicas) por bacterias beneficiosas”, explicó la experta de Biomin.

Además de la desaparición del gas cecal, la inducción de la eubiosis también llevó a una mejora del peso corporal (+5%) y una reducción de la mortalidad (-0,3%) a los 7 días de edad. La utilización de bacterias beneficiosas indujo la eubiosis y mejoró la función intestinal, lo que resultó en una mejora de estos indicadores de desempeño. “La aplicación de estrategias naturales contribuye también al movimiento mundial de reducción del uso de antibióticos en la producción animal”, afirma Renata.

“Sabemos que la resistencia antimicrobiana constituye uno de los grandes desafíos actuales. Por lo tanto, necesitamos implementar alternativas eficientes para tener el mismo o más éxito en la resolución de los problemas más comunes en la producción, como es el caso de la disbiosis intestinal de aves”, destaca la gerente de Biomin. La empresa posee en su portafolio de productos la solución PoultryStar®, que fue desarrollada después de muchos años de investigación a partir de una selección cuidadosa de cinco cepas de bacterias provenientes del tracto gastrointestinal por su capacidad de promover la salud intestinal de las aves.